Clipping de Relações Internacionais

Creados para no durar

Posted in Globalização by Emilia C. de Paula on 16/06/2013

El Correo – 16/06/13.

¿Por qué antiguamente un frigorífico duraba treinta años?

¿Por qué antiguamente un frigorífico duraba treinta años?

¿Se ha preguntado alguna vez por qué antiguamente un frigorífico duraba treinta años y ahora hay que mandarlo al garbigune antes de cumplir la década? ¿Porqué, pese a los vertiginosos avances tecnológicos, la vida útil de un móvil no se prolonga más allá de los tres o cuatro años de media? ¿Y esas planchas, secadores o tostadoras que suelen estropearse, casualmente, al poco de agotarse la garantía? Los servicios técnicos que antaño se dedicaban a reparar estos pequeños electrodomésticos ya no existen y, si acaso, la factura del arreglo es siempre más costosa que adquirir uno nuevo. O, al menos, eso nos dicen. Aunque algunos lo consideran una teoría conspiranoica, muchas otras voces atribuyen esa supuesta escasa vigencia de los productos electrónicos a la denominada ‘obsolescencia programada’, es decir, a la planificación de su vida útil por parte de los fabricantes para que, tras un plazo de tiempo calculado de antemano, se estropee, no cumpla las funciones para las que fue diseñado y, por tanto, nos veamos en la necesidad de adquirir uno nuevo. Es decir, el motor secreto que hace funcionar la economía en los países desarrollados. Sea o no cierta la hipótesis de que exista una especie de acuerdo tácito de las empresas que alimentaría a nuestra insaciable sociedad consumista, hay algunos casos cuando menos sospechosos. Así lo considera el Instituto Brasileño sobre Políticas y Leyes de Software (IBDI, por sus siglas en inglés) que ha presentado una demanda colectiva contra Apple por “obsolescencia programada” en el iPad 4 respecto al iPad 3. A finales del pasado año, los fanáticos de la marca de la manzana mordida se quedaron con un palmo de narices al comprobar que el dispositivo táctil que acababan de comprar como lo más ‘in’ del momento se quedada ’out’ en solo ¡seis meses!. El IBDI cree que Apple llevó a cabo “prácticas comerciales desleales” ya que, a su juicio, podía haber incorporado las mejoras del iPad 4 (procesador, pantalla…) en el iPad 3, por lo que ha decidido llevar el asunto a los tribunales. “Los consumidores compraron equipos de gama alta sin saber que se trataba de una versión ya obsoleta”, aseguró el abogado de IBDI Sergio Palomares, por lo que pretenden que los usuarios sean compensados de alguna forma. No parece, sin embargo, que la iniciativa del instituto brasileño vaya a ir más allá de un simbólico gesto contra el todopoderoso imperio fundado por Steve Jobs. Hace unos meses también desató cierta polémica la imposibilidad de los iphone 3G de admitir actualizaciones para utilidades tan populares como WhatsApp, lo que convirtió estos teléfono en chatarra tecnológica solo cuatro años después de su comercialización. Pero en algunos países europeos el debate sobre la efímera vida de algunos productos y gadgets tecnológicos comienza a llegar a las instituciones; de hecho, la Comisión Europea insta en varias directivas a los fabricantes a hacer productos lo más duraderos posibles ante sus efectos nefastos para la ecología y el medioambiente. Bélgica ya adoptó una resolución en el Senado para luchar contra la obsolescencia programada, aunque es en Francia donde se ha llegado más lejos. La organización ecologista ‘Les Verts’ ha decidido coger el guante del debate en la opinión pública y ha promovido en el Senado un proyecto de ley orientado a sancionar contundentemente prácticas dirigidas a limitar a posta la vida útil de los productos. La propuesta de ‘los verdes’ galos, defendida por Jean Vicent Placé, contempla penas de prisión y multas de hasta 37.500 euros en las penalizaciones más graves. “La sociedad del consumo ha sobrepasado todos sus límites, y en este caso la obsolescencia programada debería estar tipificada como delito y ser llevada a los tribunales”, sostiene. En su opinión, en casi la mitad de los casos, los aparatos que se desechan por un fallo de uso deberían ser técnicamente reparables. Impresoras con fecha de caducidad Los defensores de la obsolescencia programada sostienen que las empresas calculan la duración de ciertas piezas para que un producto pueda ser utilizado durante un periodo de tiempo determinado, sin posibilidad que pueda ser reparado, como se hacía antiguamente. Uno de los ejemplos más habituales es el de las impresoras, que supuestamente dejan de funcionar una vez se rebasa un número determinado de copias. ¿Cuánto hay de leyenda urbana y cuánto de realidad? El laureado documental ‘Comprar, tirar, comprar’, dirigido por Cosima Dannoritzer y coproducido por TVE, asegura demostrar la existencia de esta oscura y global estrategia comercial tras tres años de investigación. De hecho, en uno de los momentos del reportaje, que se puede ver aquí, podemos comprobar cómo un experto informático hace una infructuosa peregrinación por diversos servicios técnicos para intentar arreglar una impresora, por lo que se pone manos a la obra: tras desmontarla, detecta una manipulación en el chip contador de copias y la reprograma para ¡oh milagro! volver a funcionar como si nada. La humilde bombilla está en el origen del concepto de obsolescencia programada. En 1924, Los fabricantes de aquellos primeros artilugios incandescentes inventados por Edison a finales del siglo XIX se jactaban de garantizar al usuario una vida útil de 2.500 horas de iluminación ininterrumpida. Pronto se dieron cuenta de que esa prolongada duración supondría el fin de sus lucrativos negocios por lo que, supuestamente, los principales empresarios del sector de Europa y EE UU se agruparon en un secreto cartel, llamado Phoebus, con el propósito de limitar su duración en torno a las mil horas. Otras fuentes atributen el concepto a la empresa DuPont, cuyas medias de nailon eran prácticamente irrompibles… hasta que cambiaron su composición y se volvieron efímeras por obra y gracia de las siempre inoportunas ‘carreras’.

Disponível em:

http://www.elcorreo.com/vizcaya/ocio/201306/16/domingo-sin-letra-pequena-creados.html

Tagged with: , , , ,

Comentários desativados em Creados para no durar

%d blogueiros gostam disto: