Clipping de Relações Internacionais

Palestina fortalece a la UNESCO

Oriente Médio – APAS – 09|11|2011

Las complejidades del mundo ONU

Al aprobar la incorporación de Palestina, y más allá de las negativas de Estados Unidos, la agencia internacional para la cultura se vio reforzada en su práctica y agenda.
Por David García |
La Autoridad Nacional Palestina (ANP), al igual que gran parte de la comunidad internacional, dejaron en evidencia el aislamiento en el que el Imperio y sus aliados se encuentran sumidos.A once días de que el Consejo de Seguridad de la ONU se expida sobre el reclamo palestino de lograr el status de Estado pleno, la Conferencia General de la agencia de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) aceptó a Palestina como el Estado miembro 195.

“Es un momento crucial que devuelve a Palestina algunos de sus derechos”, expresó Riyad al-Malki, ministro de Relaciones Exteriores de la ANP. Y agregó: “Les puedo garantizar que seremos un elemento positivo al servicio de esta organización”

La votación, llevada a cabo en París, donde la Unesco tiene su sede, arrojó como resultado 107 países a favor, entre los que se encontraron Argentina, Brasil, Venezuela, Francia, España, China y Sudáfrica, entre otros, mientras que 52 naciones se abstuvieron, entre ellas Gran Bretaña, México, Japón e Italia.

Entre quienes se opusieron a que Palestina sea admitida plenamente por la Unesco se encontraron, obviamente, Estados Unidos, Israel y Alemania, entre otros.

Pero el Imperio, como es su costumbre, ante decisiones desfavorables apela al recurso de la extorsión. Estados Unidos ya amenazó, y continúa haciéndolo, con utilizar su derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU, ante cualquier intento palestino por obtener el reconocimiento como Estado pleno de derechos.

Sin embargo, en este caso la Casa Blanca debió apelar a otras prácticas intimidatorias debido a que, en la Unesco, cada país miembro representa un voto, mientras que el anacrónico derecho a veto brilla por su inexistencia.

Así, Estados Unidos decidió, ante la aceptación de Palestina como Estado miembro, no enviar a la Unesco unos 60 millones de dólares correspondientes a la cuota del mes de noviembre.

“La membresía de Palestina como un Estado en la Unesco desencadena una restricción legislativa de larga data que obliga a Estados Unidos a abstenerse de hacer contribuciones a la Unesco”, señaló Victoria Nuland, portavoz del Departamento de Estado estadounidense.

Por su parte, Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, si bien no hizo referencia a la admisión de Palestina, si se mostró preocupado por la decisión estadounidense de suspender los aportes.

Ban Ki-moon destacó que la responsabilidad de los países miembros es “asegurar el apoyo económico del sistema íntegro de la ONU”, y agregó que se debe trabajar para obtener “soluciones tácticas para preservar los recursos económicos de la Unesco”.

Quien no quiso quedarse atrás con las amenazas fue Benjamin Netanyahu. Luego de conocerse la decisión de la agencia de la ONU, el Mandatario israelí anunció nuevas represalias contra el pueblo palestino: la construcción de unas 2.000 viviendas en Cisjordania y Jerusalén oriental y el congelamiento de la transferencia de fondos que Israel le debe a la Autoridad Palestina.

Estados Unidos e Israel a contramano del mundo

Tanto Washington como Tel Aviv insisten en que solo se podrá hablar de la conformación del Estado de Palestina, una vez que palestinos e israelíes lleguen a un acuerdo bilateral de paz con la intermediación del Imperio.

Inmediatamente después de darse a conocer el resultado de la votación, el premier israelí Benjamin Netanyahu expresó: “Desafortunadamente, los palestinos continúan negándose a negociar con nosotros”.

Nimrod Barkan, embajador israelí ante la Unesco, no dudó en definir la adhesión palestina como una “tragedia”, y aseguró que “el Estado palestino no existe y, en consecuencia, no se debía admitir esa adhesión”.

Desde Estados Unidos no tardaron en alinearse tras el discurso de su socio Netanyahu. El vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, indicó que “la votación en la Unesco es prematura y socava la meta compartida de la comunidad internacional de alcanzar una paz completa, justa y duradera en Medio Oriente”.

Pero lo que no parece querer ver el Imperio y sus socios es que son ellos quienes van en sentido contrario con respecto a las aspiraciones de la comunidad internacional.

Más de 120 países están a favor de que la ONU acepte como miembro pleno de derechos a Palestina, mientras que una abrumadora mayoría, incluyendo a la Francia del Pequeño Napoleón Sarkozy y gran alumno de Obama, votó, el 31 de octubre, su incorporación como Estado en la Unesco.

¿Acaso esta decisión de la agencia de la ONU funcionará como factor de presión sobre la determinación que el Consejo de Seguridad tomará sobre la situación de Palestina? Evidentemente, no.

El Imperio ha determinado obstruir todo intento palestino por lograr el status de Estado; y poco parece importarle que sus burdos mecanismos queden en evidencia ante la vista de la arena internacional.

Para Estados Unidos, la autoproclamada Nación de la democracia y la libertad, la democracia en Libia se gana con bombas y asesinatos, la paz en Medio Oriente se obtendrá vetando a los palestinos, y los procesos democráticos dentro de los organismos internacionales, deben estar influenciados por sus extorsiones.

Disponível em:  http://www.prensamercosur.com.ar/apm/nota_completa.php?idnota=5339 Acesso em: 10 de novembro de 2011

Comentários desativados em Palestina fortalece a la UNESCO

%d blogueiros gostam disto: