Clipping de Relações Internacionais

Latinoamérica como un privilegio

Posted in Américas, Paz & Conflito by Emilia C. de Paula on 07/05/2011

Latinomamerica – EL País – 07/05/11.

Sobre la pantalla aparece un extraño mapa del mundo, deformado, en el que Europa tiene una curiosa forma abombada y África es un continente raquítico. A la izquierda, Sudamérica es una mancha gigante en comparación con cualquier otro continente. En este mapa, las regiones son más o menos grandes según el concepto de biocapacidad, la capacidad para sustentar la vida. “Somos enormemente importantes”, anuncia Raúl Rivera. A lo largo de la charla con la que presenta su libro, Nuestra hora, este empresario chileno enseña que América Latina es el continente del futuro. Es más que un análisis económico. Es una arenga de entrenador de fútbol a una región que debe tomar conciencia urgentemente de su realidad y su potencial.

“Ha llegado la hora de vernos como somos y de que el mundo nos vea como realmente somos”, proclamaba el jueves Rivera ante su público en la Casa América de Madrid. Solo con ir al cine de vez en cuando, cualquiera habrá visto Latinoamérica retratada como la tierra de los dictadores, el narcotráfico y la violencia. “¿Somos así?”. Rivera se contestó con un macabro recuento de dictadores del siglo XX que comparaba su legado de víctimas y en el que llamó a los latinoamericanos “amateurs”.

Quizá no es novedoso a estas alturas de la crisis económica oír decir que es el momento de América Latina. Es una región con las mayores reservas de agua potable del mundo, las mayores reservas de materias primas, 600 millones de personas en un territorio que es cuatro veces Europa o, más significativo, más grande que Estados Unidos y China juntos. El precio de las materias primas está inundando los países sudamericanos de dinero. La región tiene un PIB per cápita en torno a la media mundial de 10.000 dólares. “¿Pobres? Los pobres están en otros sitios, en África y en Asia”. Todo eso está en el libro de Rivera. Lo novedoso del discurso es el empujón para tomar esos datos y empezar a construir un futuro. Su libro no es una propuesta, es una arenga. No opina, da órdenes.

“El libro es cualquier cosa menos optimista, es realista”, le gusta matizar a este empresario chileno que preside la fundación Foro Innovación en su país. Rivera asegura que “la potencia del mensaje es que está inspirado en la realidad”. “Lo único que estoy diciendo es que miremos la realidad y nos demos cuenta de qué nos dice. Miremos los datos y los interpretemos objetivamente”. Es un libro para desmontar mitos y prejuicios sobre América Latina. “Los lugares comunes no admiten análisis”.

A pesar del entusiasmo, Rivera trata de poner cautelas a su análisis. “Si nosotros no nos creemos el cuento vamos a tener enormes dificultades”, explica. “Cuando tú no sabes quién eres y no te das cuenta de lo que has logrado te va a costar mucho proponerte hacer cosas y mantener tu camino. El libro es un llamado de atención más que una convocatoria al optimismo, a entender quiénes somos y a dejar atrás la idea de que somos distintos y desunidos”.

Esa realidad es que, en lo político, Latinoamérica ha encontrado el camino a la democracia después de un desolador siglo XX. Las ideologías que tensionaron el continente han desaparecido. Además, Rivera destaca que la región sobrevivió a la explosión demográfica y la migración del campo a la ciudad. “Somos una de las regiones más urbanizadas del mundo”, destaca (casi 400 millones de latinoamericanos vivían en ciudades ya hace 10 años).

En cuanto a la miseria, hoy el 60% de la población es de clase media. “Hemos eliminado cinco millones de pobres al año en la última década”. Rivera asegura que es cuestión de tiempo que todos los países reduzcan la pobreza al nivel del suyo, Chile (menos del 20%), que ha marcado la pauta del éxito económico al continente.

La mentalidad no sólo está cambiando en las élites reunidas en Madrid el jueves para escuchar a Rivera. En las calles de Latinoamérica “la gente ha tomado conciencia de que tiene un nivel de vida inimaginable para sus padres”. Una mayoría tiene casa, sanidad, educación y un teléfono móvil, detalle más importante de lo que parece. “Es una realidad al partir de la cual puedes empezar a construir”.

Más que un libro sobre coyuntura económica Nuestra hora, los Latinoamericanos en el siglo XXI, es una charla motivacional para el continente. Para Rivera, ha llegado el momento de que los latinoamericanos dejen de sentirse como tales “solo cuando vienen a Madrid”, que es el único lugar desde donde se los ve a todos igual. “Somos una civilización. Llegó la hora de reconocernos como tal”, proclama.

Disponível em:

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Latinoamerica/privilegio/elpepuint/20110507elpepuint_2/Tes

Comentários desativados em Latinoamérica como un privilegio

%d blogueiros gostam disto: