Clipping de Relações Internacionais

Menonitas mexicanos en Bolivia perderán tierras

Posted in Américas, Política & Política Externa by Emilia C. de Paula on 13/09/2010

Bolívia – EFE – 13/09/10.

Miles de menonitas asentados en Bolivia, en su mayoría mexicanos, están en vilo ante la posibilidad de que se les quiten sus tierras o se les revoque su permiso de residencia a raíz de los planes del gobierno de Evo Morales, informaron fuentes oficiales y representantes de esa comunidad.

El director del Instituto de Reforma Agraria (INRA) , Juan Carlos Rojas, confirmó que a 200 familias de la colonia de Río Negro, en el Beni, región fronteriza con Brasil, las engañaron y les vendieron tierras estatales a más de 600 kilómetros de La Paz, y ahora deben devolverlas.

A esa y otras colonias el gobierno intenta aplicarles la ley de “Reconducción Comunitaria de la Reforma Agraria”, de 2006, que ordena examinar la legalidad de la propiedad de tierras en todo el país, así como expropiar las que no estén en producción.

Las primeras familias de menonitas (seguidores de la doctrina anabaptista del reformador holandés del siglo XVI Mennon) llegaron a Bolivia en 1954. Ahora hay entre 50 y 60 mil menonitas canadienses, mexicanos, bolivianos, paraguayos y estadounidenses en unas 60 colonias dedicadas a la agricultura y la ganadería, con su estilo de vida fundamentalista y arcaico, en la región oriental de Santa Cruz, la amazónica de Beni y la sureña de Tarija.

A principios de 2009 se informó a los menonitas de Río Negro que debían desalojar las tierras y, según Rojas, el Estado les ofreció ayuda para comprar otras, pero “se han resistido a cumplir la resolución” e incluso “han comprado” a campesinos de la zona para defenderse.

Rojas denunció que los colonos han cometido “delitos ambientales” porque aplicaron una práctica común entre los indígenas y campesinos bolivianos llamada “chaqueo”, consistente en encender fuegos para ampliar la frontera agrícola.

Millones de hectáreas se han quemado en la Amazonía boliviana en los últimos meses por los “chaqueos”, que se repiten cada año y por los que hasta ahora prácticamente nadie ha sido sancionado.

Según medios locales, los menonitas de Río Negro están dispuestos a pagar de nuevo por sus terrenos, pero Rojas lo descarta porque las leyes establecen que las tierras estatales sólo se pueden entregar a “campesinos, indígenas y originarios”. Ratificó que si los colonos no desalojan voluntariamente las tierras, el INRA llevará policías para sacarlos.

La colonia Yanaiguá, en Santa Cruz, también será desalojada por la misma razón y porque, según el INRA, no está en producción. Otras cuatro comunidades de esa fe en Santa Cruz están en la mira de las autoridades, que las acusan de depredación de bosques y ocupación ilegal de tierras.

Rojas aclaró que “quienes cumplen la ley” no tienen por qué temer y citó el caso de seis colonias en Santa Cruz que ya “se han puesto a derecho” y legalizaron la propiedad de unas 90 mil hectáreas.

Los menonitas, en particular los mexicanos, también están preocupados por un plan del gobierno de Morales para regularizar la situación migratoria de al menos 30 mil colonos.

El ministerio del Interior emitió hace poco una resolución para otorgar a los menonitas “permanencia temporal por dos años para la obtención o renovación de documentación migratoria”, lo cual supone la anulación de su actual estatus de residencia.

El Gobierno nacionalista e indigenista de Morales se ha puesto ese plazo para elaborar una nueva ley migratoria que, a diferencia de la actual, incluirá mecanismos para regular el establecimiento de extranjeros en Bolivia.

El embajador de México en La Paz, Rafael Cervantes, dijo a EFE que algunos menonitas de su país le han manifestado “inquietud por lo que consideran la pérdida de sus derechos adquiridos de residencia permanente”.

Cervantes ha pedido a la Cancillería boliviana más información sobre la resolución y “sobre la forma en que se preservarán los derechos” de sus compatriotas.

El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, aseguró en agosto pasado que el objetivo es “regularizar” la situación de los menonitas, y negó que en este país andino haya “un caos migratorio”.

El ex viceministro Gustavo Torrico, dirigente del Movimiento el Socialismo (MAS) de Morales, está en arresto domiciliario por un supuesto intento de extorsionar a menonitas de origen mexicano a cambio de legalizar su estadía permanente en Bolivia.

Disponível em:

http://www.eluniversal.com.mx/notas/708409.html

Comentários desativados em Menonitas mexicanos en Bolivia perderán tierras

%d blogueiros gostam disto: